El proceso artrósico afecta de manera diferente a cada uno de los tejidos de la articulación